miércoles, 14 de marzo de 2012

¿Qué podemos encontrar, dentro de una cámara digital?

el Sensor de Imagen

sensor

Haciendo la analogía con el ojo humano, el sensor de una cámara digital es como la retina; encargado de recibir la imagen tras su paso por el diafragma (la pupila) y el juego de lentes (el cristalino) para luego entregar la imagen “bruta” al procesador de imagen (el cerebro).

La mejor tecnología en sensores de imagen son los CMOS y reciben el nombre APS por sus siglas en inglés que significan sensor activo de pixeles. Este sensor tiene un fotosito en cada pixel que traduce la intensidad lumínica en una corriente eléctrica que luego se amplifica y sale del sensor hacia el procesador de imagen. Sus principales ventajas respecto a otras tecnologías de sensores de imagen radican en que produce un menor nivel de ruido en las imágenes, su consumo eléctrico es menor y es más barato de fabricar. La desventaja es que no pueden alcanzar una densidad de pixeles tan alta como sensores de otro tipo, por lo que a altas resoluciones el precio se dispara.

Los sensores CMOS se utilizan o en cámaras pequeñas como las de teléfonos celulares (por su bajo consumo eléctrico) o en DSLR. Otra desventaja es que debido a la circuitería interna de cada pixel éstos captan menos luz que otros tipos de sensor. Esto es remediado usando microlentes que absorben la luz que se pierde y la redirigen al pixel en cuestión, por lo que este “mal necesario” encarece el precio de una cámara con tecnología CMOS.

Factor de recorte o formatos de los soportes sensibles

formatos

En el caso de las cámaras reflex de ópticas intercambiables, deberemos saber que el estándar de los objetivos están dirigidos a el formato full frame. Lo cual determina a su vez que al utilizarlos en formatos mas pequeños, la potencia o aumento efectivo de estas se incrementara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada